Los videos difundidos en YouTube se han vuelto la mejor arma para aquellas personas indefensas que son abusadas por los funcionarios del gobierno de México.
 
Primero fue el video del niño de Tabasco quien fue agredido por un político y ahora se repite el caso con una mujer indígena que trataba de vender productos en Cancún.  
 
El video capta el preciso momento en que dos  funcionarios del gobierno de Cancún humillan y agreden a una indígena mixteca que intentaba vender sin permiso en la calle y los funcionarios… ¡le quitaron todo!. 
 
Gracias a ese video, el alcalde del famoso lugar turístico, Julián Ricalde, se dio cuenta de lo ocurrido y anunció el despido de los dos funcionarios. 
 
“Lo que vemos en las imágenes no son nada agradables, son reprochables” dijo el Alcalde. 
 
El problema es que este caso ya se había visto y los mexicanos no quieren ser recompensados con la promesa de una beca o una papelería, como ocurrió con el pequeño niño tzotzil, quien nunca recibió lo prometido por Angélica Rivera ni el gobierno de Tabasco. 
 
Un abogado dijo que van a denunciar a los funcionarios por robo y abuso de autoridad.