LOS ÁNGELES (California) – Autoridades confirmaron el arresto de Christopher Flores, de 19 años de edad, quien trabajaba para la compañía "Northridge Skateland". Fue porque presuntamente hacía que niños se quitaran los calcetines, para luego complacer una supuesta obsesión sexual.

De acuerdo a los archivos de la corte, el sospechoso admitió haber estado involucrado en estos actos con al menos 200 niños, en el transcurso de un año.

Autoridades encontraron videos en el celular y la computadora de Flores, en los que incitaba a sus víctimas a quitarse los zapatos y calcetines, para después acariciar sus pies y algunas veces, pasárselos por la cara y otras partes del cuerpo.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Northridge, en un negocio que ofrece diversión de patinaje sobre hielo.

De ser condenado, el acusado enfrenta un máximo de ocho años con cuatro meses de prisión.