Continúa la ola de robos que tiene atemorizados a los vecinos de un área del noroeste de Miami.

En esta ocasión la víctima del hampa resultó ser el restaurante Palomilla Grill de West Flagler en la avenida 69.

Este domingo los delincuentes entraron en el conocido restaurante y se llevaron más de 6 mil dólares, entre efectivo y objetos materiales de valor, incluyendo  las cámaras de seguridad del lugar, impidiendo que quedara registro grabado de la fechoría.