Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, agrupación disidente cubana que ha desafiado al régimen de los hermanos Castro durante varios años con su lucha pacífica por los derechos humanos, estará de visita en Miami, tras visitar varios países de Europa y la ciudad estadounidense de Washington, en busca de solidaridad y apoyo para la causa de la libertad y la democracia en Cuba.

Berta, quien tomó el liderazgo de las Damas de Blanco tras la muerte de su fundadora Laura Pollán, llega este fin de semana tras recibir hace unos días el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, y asistirá a un evento este sábado en Coral Gable en homenaje a Pollán.

El alcalde de Coral Gable le entregará las llaves de la ciudad en reconocimiento a su entrega a la causa de Cuba, y el domingo estará en una misa en la Ermita de la Caridad.