El papa Francisco inició su viaje desde Roma a Rio de Janeiro y ahí, miles de personas, en su mayoría jóvenes, han llegado con pocas preparaciones pero con mucha fe. 
 
“!Esta es la juventud del Papa!” gritaban y cantaban una y otra vez con bandera en mano los grupos de jóvenes que esperan con ansias al papa Francisco.
 
Rio de Janeiro ha preparado varios lugares para recibir a los peregrinos, pero aún hay muchas personas que no tienen un lugar donde poner sus cosas debido a la magnitud del evento.  
 
“Con la incertidumbre por que todavía no tenemos lugar donde quedarnos, ni dónde comer, ni nada. Estamos esperando aquí con fe con un grupo de jóvenes que venimos a encontrarnos con Cristo”, dijo una mujer que después de tres horas de espera, no tenía lugar a donde ir. 
 
Esta es la primera vez que el Pontífice presidirá la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica, la cual “heredó” de Benedicto XVI, quien tenía previsto asistir antes de renunciar a su papado el 28 de febrero.