Una ingeniosa campaña publicitaria de los televisores LG hacen creer que llegó el fin del mundo. 

La campaña realizada en Chile muestra a un grupo de personas entrevistadas para un trabajo, que están frente a una supuesta ventana, que no lo es, sino un televisor de Alta definición en el que se ve la llegada y caída de un meteorito que arrasa todo.

Las personas en la habitación se aterrorizan ante el realismo de las imágenes sin darse cuenta, supuestamente que están frente a un televisor.

La habitación queda a oscuras y finalmente encienden la luz y entran los creativos de la campaña para decirles que todo fue una broma, mientras en la pantalla del televisor  se anuncia la nueva teconología ultra HD de los televisores LG.