Dos niñas que se encontraban solas en su casa se escondieron en el baño y llamaron al 911 cuando dos adolescentes entraron por la fuerza tras romper una ventana en su casa de Hialeah, ayudando así a que la policía atrapara a los sospechosos y los pusiera bajo custodia.

Los ladrones  tienen 18 y 19 años de edad, y antes de entraron tocaron a la puerta de la casa ubicada en el 70 del Oeste y 53 calle alrededor de las 10  de la mañana de este jueves y al ver que nadie les abría, entraron por una de las ventanas.del jueves.
 
Las niñas, de 10 y 13 años, llamaron a su padre para saber si alguien iría a la casa de visita, en ese momento fue cuando rompieron el cristal y el padre les dijo que colgaran y llamaran al 911.
 
La policía llegó justo a tiempo para atrapar a los delincuentes a solo unos metros de la vivienda y enfrentan serios cargos por entrada a una vivienda habitada y robo.