Un bebé de tan solo 8 meses de edad finalmente fue rescatado sano y salvo tras un peligroso rapto que terminó tras una persecusión policial a alta velocidad.

En el video se ve a los agentes persiguiendo a un auto robado con el pequeño en su interior en el sur de Atlanta Georgia el pasado miércoles.

El vehículo fue reconocido tras un alerta ámber y los agentes trataron de detener al chofer que aceleró ocasionádo la persecusión.

El auto de la mujer fue sacado de la carretera y esta salió del coche y se dio a la fuga a pies pero fue arrestada.