Presentarse a un concurso de belleza no es fácil, desfilar delante de tanta gente tampoco y si encima tropiezas con los tacones y caes de una escalera, el ridículo está asegurado.

El pobre concursante de Miss Gay Nicaragua 2013 pasó un mal rato tras el tremendo trompazo que se dio escaleras abajo al enredarse con los tacones al desfilar.

Aún así, siempre demostrando su profesionalidad, glamour y seriedad, se levantó del piso y siguió desfilando como si nada hubiera pasado. Al levantarse, se para para intentar ponerse bien uno de los zapatos, pero como no lo consigue, decide seguir desfilando cojo ante la atenta mirada de los presentes.

Las imágenes muestran su mejor cara y que no pierde la sonrisa ni un momento, algo muy valorado por el jurado, que sin embargo, no le dio la victoria.

El video demuestra que andar y bajar por una escalera con altos tacones no es nada fácil y que cualquiera puede tener un tropiezo porque hasta las modelos más grandes de las pasarelas resbalan al desfilar.