Un hombre juzgado por asesinar brutalmente a puñaladas a un anciana en el año 2000 ha sido condenado a muerte este jueves.

Según la orden de un juez de Miami-Dade Víctor Guzmán debe ser ejecutado por matar a puñaladas a Severina Dolores “Lola” Fernández, de 80 años, quien fue apuñalada 58 veces en su apartamento en la Pequeña Habana.

La sentencia ocurre siete meses después de que un jurado encontró culpable de los hechos a Guzmán.

Guzmán dejó en la escena del crimen su ADN al cortarse con el cuchillo con el que cometió el crimen, ese mismo ADN fue encontrado en el cuerpo de una niña de 12 años violada en Miami Beach dos años después.

Guzmán fue identificado en el 2004 en una base de datos, lo que permitió su captura.