Gracias al trabajo en conjunto de dos agencias policiales dos sospechosos de haber baleado a un joven y ponerlo entre la vida y la muerte están bajo arresto.

El joven regresaba de su trabajo dando mantenimiento a cajeros automáticos, cuando dos hombres lo encerraron en el maletero de su auto y luego le dispararon en el cuello.

La víctima Juan Carlos Canales identificó a los sospechosos, que fueron detenidos por la policía de North Miami Beach.

Los arrestados están acusado de secuestro e intento de asesinato entre otros cargos.