El Desfile Nacional Puertorriqueño, uno de los acontecimientos más importantes para la comunidad hispana de Nueva York, se vio sumido en el escándalo este jueves.

El fiscal general del estado Eric Schneiderman anunció que el hispano que se encargaba de recaudar fondos para el desfile estafó un millón de dólares a los organizadores del festejo, que no supieron supervisarle lo suficiente.

La investigación de Schneiderman ha forzado la dimisión de más de la mitad de los miembros de la junta directiva del desfile, que fueron acusados de "no implementar controles financieros básicos o la supervisión adecuada" de Carlos Velásquez, el encargado del mercadeo y recaudación de fondos de la marcha.

El Desfile Nacional Puertorriqueño, celebrado un domingo cada junio, atrae a miles de personas a la Quinta Avenida para celebrar la cultura e historia puertorriqueñas. Se trata de uno de los desfiles más grandes que se celebran en la ciudad y cuenta cada año con la presencia del alcalde de Nueva York y celebridades hispanas.