Si quieres ser bella, tener una piel lozana y fresca, entonces debes saber que hay un nuevo procedimiento que promete rejuvenecer tu rostro.

Lo curioso es que se trata de excremento de pájaros, aunque no de un ave cualquiera, sino del hermoso pájaro cantor conocido como Ruiseñor.

Y es que parece que el excremento del ruiseñor tiene propiedades rejuvenecedoras, con enzimas naturales que ayudan a remover células muertas.

El excremento se esteriliza y se mezcla con un salvado de arroz para eliminar el olor, luego se le agrega agua y se aplica como una crema que nutre e hidrata la piel.