El presidente Obama dijo a NBC que lamenta que algunos asegurados no puedan mantener su seguro previo de salud con la nueva Ley de Salud, conocida como Obamacare, pese a que él dijo en repetidas ocasiones que eso no iba a suceder.

"Lamento que estén en esta situación basados en las garantías que yo les di", dijo Obama, quien se refirió por primera vez al polémico tema.

"Tenemos que trabajar duro para asegurarnos de que ellos sepan que estamos pendientes y que vamos a hacer todo lo posible para ayudar a quienes se encuentran en una posición difícil como consecuencia de ello", agregó el presidente.

Obama ya había asumido "toda la responsabilidad" por los fallos técnicos y recordó que hay alternativas para aquellos que necesiten contratar un seguro médico, como hacerlo telefónicamente.