A medida que avanza la medicina conocemos mejor el funcionamiento del corazón y el tipo de dieta más eficaz para conservarlo saludable. A continuación te damos una serie de recomendaciones de departamento de Salud de EEUU. para cuidar mejor tu corazón y tu calidad de vida.

Tres consejos a tener en cuenta

1- Come menos grasas saturadas. Permanece alejada de comidas grasosas, fritos, pasteles y galletas.
2- Baja la cantidad de sal. Busca en los envases el término “bajo en sodio” o “sin sal añadida” en las sopas en lata, vegetales, snacks y almuerzos preparados que compres.
3- Come más fibra. La fibra la puedes encontrar en vegetales, frutos y cereales integrales.

La lista de la compra ideal

Vegetales y frutas. Come una variedad de ellos y cómpralos en la estación que les corresponde para ahorrar dinero.

  • Vegetales frescos como tomates, brócoli o espinaca.
  • Hojas verdes para tus ensaladas.
  • Vegetales en lata pero bajos en sal.
  • Vegetales congelados pero sin salsas o manteca añadida.
  • Frutas frescas como manzanas, naranjas, bananas, peras y melocotones.
  • Fruta en lata pero 100% en jugo, no en almibar.
  • Frutas secas.
  •  Cerezas congeladas pero sin azúcar.

Leche y productos lácteos. La clave está en que sean bajos en grasa o descremados.

  • Leche Fat-free o Low-Fat
  • Queso (con menos de 3 gramos de grasa por porción)
  • Yogur Low Fat.

Panes, cereales y granos. En este tipo de productos es importante que en el envoltorio afirme que son hechos con “cereal integral”.

  • Pan 100% de trigo
  • Cereales integrales para el desayuno.
  • Cereales como arroz, cebada y trigo.
  • Pasta a base de cereales integrales.

Carne, frijoles, huevos y nueces. Elije buenos cortes de carne con poca grasa y mucha proteína.

  • Comida marina
  • Pollo, pavo y pechuga sin piel.
  • Cerdo: pierna, hombro y solomillo.
  • Ternera: Solomillo, lomo, carne magra picada.
  • Frijoles, lentejas y guisantes secos.
  • Huevos y sustitutos del huevo.
  • Nueces y frutos secos.

Grasas y aceites. Rebaja las grasas saturadas y grasas trans.
Margarina y derivados.

  • Aceite vegetal (oliva, cacahuete o sésamo)
  • Spray para freir
  • Mayonesa y aditivos para ensalada light.

Si sigues una dieta equilibrada y cuidas tus comidas tendrás tu corazón a buen resguardo. Para más información consulta en la web del departamento de Salud de Estados Unidos (está en ingles)