En la Cuba del raulismo, se han derrumbado algunos mitos sociales y políticos, entre ellos el fin del paternalismo estatal con los empleos, desde que el gobierno anunció despidos masivos escalados. Hasta el momento más de 600,000 cubanos han sido despedidos, de los que se reportan más de 430,000 empleados en negocios privados, llamados cuentapropistas.

A raíz de las reformas que ha implementado el raulismo en Cuba, han proliferado pequeños negocios que van desde mecánicos hasta los famosos paladares. Pero recientemente el gobierno ha estado abriendo negocios manejados por el estado en locales que alguna vez fueron símbolos de la Cuba capitalista

Iván Taylor viajó a La Habana para conocer más de cerca este fenómeno.