La defensa de una madre de un niño de 1 año de edad, quien murió en el Hospital Kendall Regional el pasado jueves después de que dejó al niño por cuatro horas en un carro sin aire acondicionado bajo un sol abrasante, ha argumentado este martes en la corte que su defendida sufre de depresión post parto desde hace 6 meses.

La mujer esta acusada de homicidio agravado. Catalina Marista Bruno, 30 años, fue fichada en la cárcel justo después de las 3:30 am del pasado viernes, según los documentos de la cárcel.

La directora del Departamento de Niños y Familias dijo que no hay evidencia ni expediente médico que documenten la depresión post parto.

Bruno había sido previamente arrestada por conducir ebria con el niño en el vehículo en noviembre del año pasado.