La tormenta tropical Chantal perdió fuerzas la noche del martes mientras se movia hacia la República Dominicana y Haití, al tiempo que las autoridades en Puerto Rico advirtieron de posibles aludes e inundaciones.

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes en Miami, Chantal estaba ubicada unas 215 millas al sur de San Juan. La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 60 mph, y se desplazaba con rumbo oeste-noroeste a 28 mph.


El centro emitió una vigilancia de huracán para la costa sur de la República Dominicana, y se espera que la tormenta esté cerca o sobre el país para el miércoles por la tarde. Se pronostica que Chantal entonces pasará sobre el centro y el sur de las islas Bahamas el jueves.

Las autoridades dominicanas llamaron a los residentes de zonas bajas a evacuar, pero pocos hicieron caso.

"Estamos seguros de que nada va a pasar", dijo Geovanny Batista, líder de una comunidad pobre construida con madera, cartón y zinc en Santo Domingo, la capital.

"No podemos irnos y dejar nuestras pertenencias", dijo. "Nos las van a robar".

Las autoridades en Haití encontraron una resistencia similar pese a reiteradas advertencias radiales.

Haití está ya en medio de su temporada de lluvias, con 279,000 personas aún viviendo en asentamientos improvisados que aparecieron en la capital y otras partes tras el devastador terremoto del 2010.

En Puerto Rico y las Islas Vírgenes, la Guardia Costera estadounidense pidió a todas las instalaciones ubicadas en el litoral retirar del área de los muelles los objetos inseguros, peligrosos y contaminantes. A los operadores de barcos los exhortó a buscar refugio y asegurar sus navíos.

Se prevé que la tormenta produzca lluvia y fuertes vientos en Puerto Rico, con ráfagas de hasta 96 kph (60 mph) en el sur y las áreas montañosas, de acuerdo con Roberto García, director del Servicio Meteorológico Nacional en la isla. Se prevé que Chantal pase a más de 160 kilómetros (100 millas) al sur de Puerto Rico el miércoles temprano.

Los meteorólogos estadounidenses auguraron que el cociente anemométrico y la interacción con las montañas de La Española y Cuba comenzarán a debilitar a Chantal en unos tres días y previsiblemente el meteoro se convertirá el viernes en depresión tropical sobre las Bahamas.

Chantal forzó además a Carnival Cruise Lines a cambiar los itinerarios de dos de sus buques, el Carnival Liberty y Carnival Victory, dijo el portavoz Vance Gulliksen.