NUEVA YORK - Pasajeros del subterráneo de la Ciudad de Nueva York vieron con sorpresa un pequeño tiburón muerto en el piso de uno de los vagones de un tren.

Algunos aprovecharon para tomar fotografías del extraño hallazgo, las que colocaron en las redes sociales.

El maquinista del tren de la línea N tomó el escualo de alrededor de medio metro de longitud, y lo arrojó a la basura en el condado de Queens.

No se sabe cómo llegó ese tiburón al metro neoyorquino, pero algunos creen que se trató de una estrategia de promoción ante la celebración de la famosa “Semana del Tiburón” del Discovery Channel.