CARACAS - El chavismo escenificó este viernes su unidad interna con un acto de Gobierno conjunto, mientras el mandatario Hugo Chávez batalla en La Habana contra una severa infección pulmonar, tres semanas después de ser intervenido de un cáncer y a siete días para la asunción presidencial del 10 de enero.


"Tras la delicada cirugía del pasado 11 de diciembre, el comandante Chávez ha enfrentado complicaciones como consecuencia de una severa infección pulmonar", indicó esta noche el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, al leer un comunicado oficial en una cadena de radio y televisión.


"Esta infección ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere del comandante Chávez un estricto cumplimiento del tratamiento médico", agregó.


Villegas expresó la confianza del Gobierno en el equipo médico de Chávez, destacando que ha actuado "con la más absoluta rigurosidad ante cada una de las dificultades presentadas" desde la operación, la cuarta a la que se somete el presidente desde junio de 2011.


Además, el ministro denunció una "guerra psicológica" desatada por el "entramado mediático trasnacional" con el fin último de "desestabilizar" a Venezuela y desconocer la voluntad popular expresada en los comicios del pasado 7 de octubre, en los que Chávez fue reelegido.


El comunicado, el primero oficial desde el pasado día 30, se produjo después de que en horas de la tarde el vicepresidente, Nicolás Maduro, encabezara un acto público con los miembros del Gabinete y con el titular de la Asamblea Nacional (parlamento), Diosdado Cabello.


Maduro afirmó que Chávez "está consciente de todas las circunstancias que está viviendo, que son circunstancias complejas", pero también aseguró que el mandatario estaría de vuelta en el país "más temprano que tarde".


"Más temprano que tarde vamos a ver a ese comandante Hugo Chávez aquí en su patria, aquí con nosotros, y nosotros le entregaremos parte de la situación de nuestra patria", señaló Maduro.


El vicepresidente venezolano, a quien Chávez ungió como sucesor político en el caso de que no pudiera asumir su nuevo mandato la próxima semana y hubiera que convocar a elecciones, salió al paso de los rumores sobre supuestas divisiones en el chavismo.


"Nosotros hemos jurado frente el comandante Chávez y le hemos ratificado hoy el juramento frente al comandante Chávez que nosotros vamos a estar unidos junto a nuestro pueblo", indicó Maduro.