JERUSALEN - Una bomba estalló el miércoles en el interior de un autobús en Tel Aviv cerca de la sede militar de Israel y dejó al menos 27 lesionados, informaron las autoridades.

El estallido ocurrió en medio de una operación militar de Israel contra los milicianos palestinos en la Franja de Gaza que en poco más de una semana ha causado la muerte de 130 palestinos. Los cohetes disparados por los milicianos hacia Israel han provocado la muerte de cinco israelíes.

La explosión en el autobús se produjo alrededor del mediodía en una de las avenidas más transitadas de la ciudad costera, cerca del museo de Tel Aviv y frente a un acceso al Kirya, la sede nacional de defensa de Israel.

El autobús quedó calcinado y ennegrecido con las ventajas destruidas. El asfalto cercano estaba cubierto de vidrios.

Un taxista israelí que atestiguó el estallido dijo a la Radio del Ejército que el autobús estaba "totalmente calcinado por dentro". Otro testigo dijo que había pocos pasajeros al momento de la explosión.

El vocero policial Micky Rosenfeld informó que las autoridades investigaban si la bomba fue colocada en el autobús o si se trató de un ataque suicida.

De los 10 lesionados, tres tenían heridas de moderadas a graves, dijo Rosenfeld.

La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Rodham Clinton, regresó el miércoles a Jerusalén para sostener otra ronda de conversaciones con las autoridades israelíes en busca de forjar una tregua entre Israel y el grupo Hamas en la Franja de Gaza, informó un funcionario.

Indicó que Clinton volvió a Israel horas después de reunirse con el presidente palestino Mahmud Abbas en Cisjordania.

La fuente hizo las declaraciones a condición del anonimato debido a que carecía de autorización para hablar en público del asunto.

Clinton se reunirá con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, el ministro de Defensa Ehud Barak y el canciller Avigdor Lieberman como parte de sus gestiones por establecer un acuerdo que satisfaga a las partes trenzadas en un enfrentamiento armado desde hace ocho días.

La secretaria de Estado tiene previsto viajar después a El Cairo, que media en la crisis.