NUEVA DELHI - Dos pilotos de Air India salieron de la cabina para echarse una siesta y dejaron a dos auxiliares de vuelo al mando de un avión hasta que desconectaron por equivocación el piloto automático, informó la prensa local.

Los dos pilotos disfrutaron de una siesta de 40 minutos en primera clase, hasta que despertaron abruptamente cuando una de los auxiliares desconectó el piloto automático y tuvieron que correr a recuperar el control del avión, según el diario "Mumbai Mirror".

El incidente ocurrió en el vuelo AI-133 que cubría la ruta Bangkok-Nueva Delhi a 10.000 metros de altura el pasado 12 de abril en un Airbus-321 en el que viajaban 166 pasajeros, explicaron fuentes anónimas de la aerolínea al periódico.

Según la narración del "Mumbai Mirror", el copiloto Ravindra Nathel abandonó la cabina rumbo al salón de primera clase, mientras el capitán B.K. Soni explicaba a los auxiliares de vuelo cómo operar la aeronave, antes de proceder también a echarse una cabezada.

Air India ha negado que los pilotos abandonasen la cabina, pero reconoció en un comunicado que las azafatas "estuvieron durante un prolongado periodo de tiempo en la cabina".

Según la versión de la compañía, fue el copiloto quien desconectó el piloto automático "debido a una distracción".

El Directorado General de Aviación Civil de la India confirmó que los dos pilotos y los auxiliares han sido suspendidos y que se está investigando el incidente.