WASHINGTON.-  La mujer que tuvo un romance con el general estadounidense David Petraeus envió mensajes electrónicos de acoso a una mujer que era enlace del Departamento de Estado con el Comando de Operaciones Conjuntas, dijo un alto mando militar.

El oficial dijo que Jill Kelley, que vive en Tampa, Florida, recibió los mensajes electrónicos de la biógrafa de Petraeus, Paula Broadwell, que desataron la investigación del FBI.

El oficial no estaba autorizado a hablar del tema en público y habló bajo la condición del anonimato.

Otra persona que conoce a Kelley y a Petraeus confirmó su amistad y dijo que se veían con frecuencia.

Petraeus renunció la semana pasada como director de la CIA después de reconocer una relación extramarital con una mujer, más tarde identificada como Broadwell.

La investigación del FBI comenzó hace varios meses por una queja contra Broadwell. Esa investigación llevó a la cuenta de correo electrónico de Broadwell, lo que puso en evidencia la relación con Petraeus.