MIAMI - Un niño de 13 años que estuvo varios días desaparecido fue encontrado por un policía cerca del aeropuerto de Miami.

En un caso de búsqueda que involucró hasta el FBI, Carlos Armstrong les dijo a las autoridades que huyó de su casa en North Miami el pasado sábado por la tarde, porque estaba cansado de ser víctima de acoso en la escuela.

El menor sobrevivió tres días de la caridad de los buenos samaritanos que le daban dinero para comer.

"Me siento tan mal que mi hijo haya tomado una decisión tan terrible", dijo la madre Rebeca Castillo al reencontrarse con su hijo.

Carlos estudia el 8vo grado en North Miami Middle School y padece de trastornos emocionales.

"No lo voy a hacer otra vez, yo quiero estar con mi familia", dijo el niño.