Un hombre que murió después de ganar un concurso de comer cucarachas falleció asfixiado, según revelan los resultados de una autopsia divulgados este lunes.

El forense determinó que la muerte de Edward Archbold, de 32 años, fue accidental. Los insectos se le atragantaron.

Archbold se había comido unas 25 cucarachas para ganar una competición celebrada este pasado octubre en la tienda de mascotas Ben Siegel Reptile Store, de Deerfield Beach.

El gran permio fue una pitón que costaba unos $1,000.

Poco después de haber ingerido los insectos Archbold comenzó a sentirse mal y se desmayó frente a la tienda, dijeron las autoridades.

Archbold fue declarado muerto en el hospital Broward Health North.

No hubo más enfermos entre los otros competidores.