Washington- La aerolínea estadounidense American Airlines ha anunciado a través de una entrada en su blog que añadirá más asientos a dos de sus modelos de avión más populares, el Boeing 737 y el MD-80, lo que podría significar una reducción del espacio disponible para cada uno de los pasajeros.

Estos dos modelos de aeroplanos constituyen cerca de dos tercios de la flota total de la compañía, por lo que la medida tendría consecuencias notables para sus usuarios, aunque American Airlines aseguró que aún no ha fijado "el número exacto de nuevos asientos, así como los costes e ingresos" que derivarán de ello.

Con la instalación de nuevos asientos, la aerolínea podrá vender más boletos por cada avión que despegue -y obtener con ello mayores ingresos-, aunque como contrapartida, podría tener que contratar a más personal de cabina, puesto que la ley de EE.UU. exige una azafata por cada 50 butacas.

Los Boeing 737 que posee American Airlines tienen actualmente entre 148 y 150 pasajeros, por lo que pueden operar con tres asistentes de cabina, pero si superasen esta cifra (las 150 butacas), automáticamente deberían añadir a una cuarta azafata, con los costes adicionales que ello supone.