MIAMI- Un anciano que pensó que le estaba vendiendo mangos a una mujer se convirtió en víctima de una brutal paliza y de robo, dijo la policía el jueves.

Leland Stansell, de 77 años, estaba en su casa en la cuadra 8100 del SW de la 52 Avenida el domingo cuando fue abordado por una mujer que dijo querer comprarle algunos de sus mangos.

Cuando Stansell entró en su casa en busca de un cubo en el que meter la fruta, la mujer y dos hombres que aparecieron de repente comenzaron a golpearlo para entrar en la vivienda, dijo la policía.

Stansell se defendió, pero los agresores le robaron el teléfono celular y huyeron en una camioneta roja.

Lo que no sabían los ladrones es que sus movimientos, y las imágenes de la camioneta, fueron grabados por una cámara de vigilancia.

El hijo de la víctima, Jim Stansell, dijo que su padre fue hospitalizado con una fractura de mandíbula y que hizo falta una cirugía.

Ahora la víctima se recupera en casa.

"Básicamente tenía la mandíbula fracturada, rota en dos lugares. Tuvieron que ponerle placas y tornillos", dijo Jim Stansell.

Jim Stansel dijo que su padre, un reconocido abogado de Miami, ha vivido en esa zona casi toda su vida y ocasionalmente vendía mangos desde su casa.

También dijo que su padre se mantiene en forma haciendo ejercicio y que tal vez eso le ayudó a espantar a los ladrones.

La mujer que intentó robarle tenía puesta una camia blanca y shorts de colores.

Uno de los hombres tenía unos 20 años, medía unos 5.8 pies y pesaba unas 210 libras, con pelo negro cortado corto.

El otro hombre tenía unos 45 años.

Quien tenga información sobre este caso debe llamar a Miami-Dade CrimeStoppers al 305-471-TIPS.