MIAMI - Una guardería infantil del en Fort Lauderdale, al norte del condado Miami-Dade fue incendiada por vándalos que dejaron signos nazis en sus paredes antes de retirarse.

De acuerdo con el reporte de la policía, se cree que el incidente fue causado por motivos raciales, pues según testimonios de los propios empleados había recibidos amenazas telefónicas forzándolos a marcharse bajo amenazas.

Tres grandes "swastikas" rojas fueron pintadas en el exterior del edificio, mientras que de su interior fueron robados equipos electrónicos y otros objetos de valor antes de que el inmueble fuera incendiado.