LAKEWOOD CREST, Florida.- El estado de salud de la hija de 12 años del senador republicano Marco Rubio era estable el sábado por la noche en el hospital Infantil de Miami, a donde fue trasladada por vía aérea después de sufrir un accidente en un vehículo de golf en una comunidad privada, informó la oficina del senador.

Se le avisó del percance al legislador por la Florida cuando descendía del escenario el sábado por la tarde tras un acto de campaña con el candidato presidencial republicano Mitt Romney.

Rubio participó en dos mítines con Romney ese día en Florida y tenía previsto estar en un tercero antes de que lo recogiera un auto patrulla de la policía estatal junto a la caravana de vehículos del aspirante presidencial.

Alex Conant, vocero de Rubio, informó en un correo electrónico el sábado por la noche que Amanda, la hija mayor del senador, estaba "en buen estado" de salud después del accidente.

"Durante una visita con sus compañeras del colegio iba de pasajera en un carrito de golf que se vio involucrado en una colisión en una comunidad privada", dijo Conant. "Fue trasladada por aire al hospital infantil de Miami con una herida en la cabeza. Ha sido internada en la Unidad Pediátrica de Terapia Intensiva".

"El senador y la señora Rubio están agradecidos por el caudal de apoyo y oraciones", destacó, entre las cuales estuvieron las llamadas del presidente Barack Obama y del vicepresidente Joe Biden, además de un mensaje personal de Romney.

De acuerdo con el periódico The Miami Herald, una portavoz de Romney dijo que "el gobernador Romney habló con el senador Rubio y le expresó su preocupación y esperanza para una pronta recuperación de Amanda Rubio".

Rebeca Sosa, comisionada del condado Miami-Dade y amiga de la familia, dijo fuera del hospital que Amanda "tuvo una conmoción cerebral" pero está mejor.

"El (senador) está con ella", indicó Sosa. "La familia está junto a ella y él ya está en el hospital".
Rubio tiene cuatro hijos, señaló el periódico. El senador de ascendencia cubana mantuvo a su familia en su ciudad natal después de ser elegido al Senado federal, prefiriendo trasladarse de ida y vuelta a Washington desde su hogar en West Miami.