No se presentaron cargos en contra del esposo de la joven madre encontrada muerta junto a sus dos hijas, luego de que fuera interrogado por las autoridades.

Alberto Sierra fue dejado en libertad el jueves en la mañana luego de que se presentara el miércoles en la noche en la estación policial de Kendall, donde fue interrogado por detectives por horas.

La policía dice que Sierra no es sospechoso en el caso.

Gladys Machado, de 29 años, y sus dos hijas pequeñas, fueron halladas muertas por un vecino en el closet de la casa donde residían en el noroeste de Miami. Las autoridades no han especificado cómo murieron.

Alberto Sierra, padrastro de los hijos de la víctima, tiene un historial de violencia, incluyendo violencia doméstica. 

En entrevista exclusiva con Telemundo 51, la madrastra de la víctima, Emma Martínez, manifiestó que nunca le gustó la pareja de Machado a quien la joven madre conoció luego de divorciarse del padre de sus hijos, Michael Padrino.

“Se divorciaron por mutuo acuerdo porque ya no se llevaban por los celos, por las cosas. Y ella conoció a este personaje (Alberto Sierra), que a nosotros no nos agradaba. Nunca visitó mi casa porque no nos gustaba”, expresó Martínez.