El músico cubano Bebo Valdés, una de las figuras más prominentes del jazz latino a nivel mundial, falleció este viernes en Suecia a los 94 años, según confirmaron a Efe fuentes cercanas al artista, que apuntaron que el artista sufría alzeheimer.

Bebo Valdés, establecido en Málaga, se había trasladado hace dos semanas a Suecia, donde viven algunos de sus hijos, debido a un empeoramiento de su estado de salud, precisaron a Efe fuentes cercanas a la familia.

Además de padre de otra gran figura de la música afrocubana, Chucho Valdés, este pianista, compositor, arreglista y director nacido en Quivicán en 1918 pasará a los anales de la historia por su contribución a la fusión del flamenco y del jazz con el multipremiado álbum "Lágrimas negras" (2002) junto a Diego El Cigala, trabajo distinguido con un premio Grammy.

En su carrera se distinguen dos etapas. Una primera en Cuba junto a su orquesta Sabor y otra que arranca a raíz de su exilio a Estocolmo a partir de 1960.

Tras 30 años de silencio artístico, volvió a la actividad a los 76 años con "Bebo Rides Again" y alcanzó una segunda edad de oro gracias a discos como "El Arte del Sabor" (2001) y sus colaboraciones con el director de cine Fernando Trueba.