CENTRO DE REDACCIÓN - Una inquilina haciéndose pasar por propietaria engañó a diez familias. Rentó la casa tantas veces como pudo. Pidió meses de depósito y renta para quedarse con el dinero.

Cuando las familias, víctimas del fraude pretendían mudarse a la vivienda, todas se encontraron en el mismo punto. Allí, de manera sorpresiva advirtieron la gran estafa.

Según los denunciantes, Yamileth González, es la persona que cambio de un contrato de alquiler, pidió miles de dólares. Según vecinos del sector, "usaba el mismo truco" desde hace tiempo.

La múltiple denuncia a la policía de Miami-Dade ya se hizo, aunque muchas personas declararon a Telemundo 51 que están resignadas a perder su dinero. Otras contratarán a un abogado para tratar de recuperarlo.