MIAMI - El sistema de escuelas públicas de Miami-Dade dispondrá de $1,200 millones para invertir en renovaciones de planteles y en tecnología, al ser aprobada una propuesta electoral al respecto este martes.

Los fondos serán destinados a remodelar instalaciones viejas y a equipar tecnológicamente a muchas escuelas que han quedado atrasadas en este campo.

El superintendente escolar Alberto Carvalho se convirtió en el principal impulsor de esta iniciativa cuando salió a la luz en agosto.

El dinero se va a conseguir de prestamistas que serán pagados con dinero proveniente de los impuestos  a la propiedad a lo largo de los próximos 30 años.

Se estima que los dueños de propiedades paguen un promedio de $27 adicionales al año por cada $100,000 de valor tasado, hasta un máximo de $35, según ha explicado el periódico The Miami Herald.

Un pago similar que efectúan en la actualidad los propietarios va a expirar al terminar el año escolar del 2013.

Casi la mitad de los edificios escolares en el distrito se construyeron hace más de 40 años y una tercera parte tienen 50 años o más de antigüedad, según informaron quienes defendieron esta propuesta.