Un niño de 1 año de edad, se encuentra en estado crítico después de que fue encontrado flotando boca abajo en una piscina en Lauderhill este lunes, dijo la policía.

El niño estaba en la casa en el 5491 Noroeste y la 14 Place con tres adultos, incluyendo a su abuelo, y dos hermanos de 8 años de edad, dijo el teniente de la policía Gregory Solowsky. Los abuelos tienen la custodia de los niños.
 
No está claro lo que dos de los adultos estaban haciendo en el momento del incidente, pero el abuelo del chico acaba de acostarse a dormir la siesta. La policía dijo que los niños estaban en la sala con las computadoras, en la parte delantera de la casa, y luego comenzaron a correr de habitación en habitación. En algún momento la puerta de la zona de la piscina se abrió y el muchacho salió inadvertido.
 
La hermana de 8 años fue quien lo encontró boca abajo en la piscina de la casa, dijo Solowsky.
 
Cuando la policía llegó, el abuelo y otros dos adultos estaban tratando de resucitar al niño. Un oficial comenzó a hacer su propia resucitación, pero el niño no tenía pulso. Los médicos llegaron y siguieron tratando de reanimar al niño.
 
El niño se encuentra hospitalizado en estado crítico, pero respirando por su cuenta.