El holocausto judío, uno de los peores episodios en la historia de la humanidad, fue peor de lo que hasta el momento se había creído, según una publicación de The New York Times.

El Museo del Holocausto, en Washington D.C., ha venido documentando el holocausto, y lo ha hecho estudiando a fondo los campos de concentración diseminados por toda Europa, los sitios de trabajos forzosos y las fábricas de exterminio nazi.

Estas investigaciones han arrojado la impresionante cifra de 42,500 campos de concentración diseminados por toda Europa, según publica The New York Times.

"Los números son mucho más altos de lo que se pensaba originalmente", dijo Hartmut Berghoff, director del Instituto Histórico Alemán en Washington. "Sabíamos que la vida en los campos de concentración y guetos era horrible, pero los números son increíbles".

Geoffrey Magargee y Martin Dean, redactores principales de la investigación, estiman que entre 15 y 20 millones de judíos fueron muertos o encarcelados en los campos de concentración que hasta el momento han sido identificados como resultado de la investigación.

El holocausto, llevado a cabo durante el régimen nazi de Adolf Hitler, de 1933 a 1945, fue el intento de Hitler para acabar con la raza judía en Europa, lo que llevó a la muerte de millones de judíos.