WASHINGTON -- Estados Unidos manifestó el miércoles su deseo de que cualquier transición de poder en Venezuela sea apegada a la constitución, en caso de que el presidente Hugo Chávez no pueda reasumir el poder.

La portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland dijo en conferencia de prensa que "si hay la circunstancia de que (Chávez) no está en capacidad de ejercer sus funciones, queremos ver una transición apegada a la constitución".

Estados Unidos fijó su posición escasos días después de que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, el diputado oficialista Diosdado Cabello, dejó entrever que se podría prorrogar la fecha de toma de posesión de Chávez para su cuarto periodo, que según la constitución está prevista para el 10 de enero.

Pero algunos juristas y opositores sostienen que la fecha no puede ser prorrogada y que la constitución establece que en caso de que el mandatario electo no pueda juramentarse el presidente de la Asamblea Nacional debe asumir el gobierno y llamar a elecciones en 30 días.

Chávez no ha sido visto ni oído desde el 11 de diciembre cuando fue sometido a la cuarta cirugía por un cáncer en 18 meses. Desde entonces las autoridades venezolanas han informado una serie de altibajos en su recuperación, la más reciente la noche del domingo, anunciando que una infección respiratoria había puesto al presidente en un estado de salud "delicado".

Nuland agregó que Washington también aspira a que si llegara a convocarse una elección presidencial "sea transparente, democrática, libre y justa, incluyendo el ambiente que rodea a la elección".

La portavoz indicó que "juzgaremos nuestra capacidad de mejorar la relación con Venezuela en base a los pasos que ellos puedan adoptar".

Ambos países carecen de embajadores desde 2010, cuando Caracas retiró el placet al candidato a embajador propuesto por la Casa Blanca y Washington respondió pidiéndole al entonces emisario venezolano que no ocupara su puesto tras unas vacaciones.