CENTRO DE REDACCIÓN - Una compañía que suministra alimentos para 1,300 ancianos de bajos recursos, Construction Catering es acusada de servir comida insalubre. Por esa razón, no le fue renovado el contrato que tenía con la ciudad de Hialeah.

Esteban Bencomo, el empresario afectado por la acusación asegura que " no hay una razón válida", dice que se trata de una promesa, "para poner la compañía que ellos quieren".

Julio Ponce, del Departamento de Vivienda de Hialeah dice que la medida tiene que ver con las múltiples quejas recibidas acerca de la mala calidad de la comida. "Pollo salado, pan podrido, piedras en el arroz", son algunos de los señalamientos.

Bencomo dice que todo se debe a que su amigo es Raúl Martínez, quien a su vez es enemigo de Carlos Hernández, actual alcalde de la ciudad de Hialeah.