MIAMI - El caso de unas turistas canadienses que acusaron a la policía de Miami Beach por haberlas maltratado e insultado durante un arresto, tomó un giro inesperado cuando un video de la policía reveló una situación diferente.

En la grabación, las dos hermanas de Toronto, tras el arresto, fueron captadas en cámara  bailando y saltando divertidamente en el lobby de la estación de la policía de Miami Beach.

La noticia ha causado titulares en Toronto, pero el jefe de la policía de la playa dijo que las acusaciones son infundadas y que han sido investigadas.

Los agentes supuestamente detuvieron a las jóvenes tras sentir olor a marihuana en la playa del hotel Ritz Carlton. Ellas alegan que las llamaron "sucias, rameras y gordas".