TAMPA (Florida) - El juez que lleva el caso de bancarrota de Casey Anthony, absuelta por la muerte de su hija de 2 años, puso una fecha en la que se realizará una audiencia a fin de determinar si el fideicomisario de la joven puede vender los derechos de su historia para su publicación, lo que le ayudaría a pagar sus deudas.

La audiencia será el 9 de abril en una corte federal en Tampa, Florida.

El fideicomisario Stephen Meininger pidió al juez K. Rodney May permiso para vender los "derechos mundiales exclusivos" de publicación de historias sobre la vida de Anthony en una moción judicial presentada esta semana. La mujer, de 26 años, nunca ha contado su historia.

En 2011, Anthony fue exonerada por la muerte de su hija de dos años Caylee.

En una reunión con sus acreedores como parte de su caso de bancarrota, el 4 de marzo en Tampa, Anthony dijo que está desempleada y que no ha recibido dinero por contar su historia.