El conductor de este autobús volvió a nacer sin duda, después del brutal impacto que quedó captado por las cámaras del vehículo.

Según las imágenes, el conductor manejaba por una autopista cuando se dio cuenta que se había pasado la salida por la que tenía que ir. Desesperado por retomarla, el conductor hace una imprudente maniobra y el autocar es golpeado brutalmente por detrás por un camión.

Las imágenes captan al conductor saliendo volando por la ventana, así como varios pasajeros que también salen despedidos de sus asientos.

Lo más increíble del caso es que nadie falleció y solamente hubo algunos pasajeros que sufrieron herias sin importancia.

El conductor seguro se llevó el susto de su vida y la próxima vez lo pensará dos veces antes de hacer cometer una imprudencia.