WASHINGTON - La mayoría republicana de la Cámara de Representantes aprobó este miércoles una medida que suspende durante tres meses la necesidad de aumentar el límite de deuda en Estados Unidos y exige un plan presupuestario con recortes a largo plazo.

Con 285 votos frente a 144 la mayoría republicana ha concedido a la Casa Blanca hasta el 19 de mayo como período de gracia para evitar el debate sobre el techo de deuda, situado por el momento en 16,4 billones de dólares.

La medida llamada por los republicanos "Sin presupuesto, no se paga" obliga, a su vez, al Senado demócrata a presentar un plan presupuestario que sea equilibrado, incluya recortes de gasto y sea sostenible para los próximos diez años.