Las autoridades confirmaron este lunes por la tarde que unos restos hallados en un bosque corresponden al estudiante desaparecido Christian Aguilar.

Unos cazadores descubrieron los restos este pasado viernes en una zona rural del condado Levy junto con unos zapatos de tenis de la marca Van azules, pantalones de mezclilla y cinta adhesiva.

Mientras buscaban leña, los cazadores pudieron percibir el olor de algo muerto, según dijeron.

El cuerpo fue encontrado en los terrenos de la Gulf Hammock Hunting Club al este de Cedar Key.

La policía de Gainesville ha informado que pudo identificar el cadáver mediante un examen de la dentadura.

Dijo además que la familia de Christian Aguilar ha sido advertida y que los médicos forenses ahora íntentarán definir la causa de muerte.

Un gran jurado del condado de Alachua, donde se encuentra Gainesville, acusó formalmente a Pedro Bravo, un amigo de Christian, de haberle secuestrado y asesinado.


Bravo, de 18 años, ha estado preso desde su arresto tras la desaparición de Aguilar el 20 de septiembre.

Aguilar tenía 18 años y estudiaba en la Universidad de la Florida.

Aguilar se graduó de la escuela secundaria Doral Academy Preparatory hace un año, junto con Bravo.

Ambos amigos de la secundaria fueron a emprender sus carreras universitarias a Gainesville.

Aguilar fue visto por última vez en compañía de Bravo saliendo juntos de una tienda Best Buy.

La policia ha señalado que tiene evidencia más que suficiente para condenar a Bravo.

Los detectives dijeron haber hallado sangre de Aguilar en el auto de Bravo.

Tambien anunciaron haber encontrado la mochila de Aguilar dentro de una maleta en el dormitorio de Bravo, en una casa compartida de Gainesville.