Gracias a la tecnología, los actos de violencia y golpizas clandestinas son denunciados a la policía cada vez más.

Desafortunadamente estas golpizas son muy frecuentes y una de ellas se llevó a cabo en Nebraska.

Según informes, un pasajero abordó un autobús público en Nebraska,  este le hizo ciertas preguntas al conductor y como puede ver en las imágenes, este le dio una tremenda golpiza.

El conductor fue detenido, enfrenta cargos criminales y a consecuencia de haber perdió el control, este fue despedido de su trabajo.

La victima acababa de llegar a la ciudad aproximadamente hace un mes.