Una mujer bombero de Miami Beach demandó a la ciudad ya que sus jefes y compañeros de trabajo la hostigaron sexualmente durante años, publicó el rotativo "El Nuevo Herald" en su sitio de Internet.

Un jurado federal le dio la razón a Marlenis Smart y ahora tendrán que indemnizarla con $700,000.

El jurado consideró que "le causaron dolor emocional y angustia mental", además la sometieron a "un ambiente de trabajo sexualmente hostil”.

Smart no quiso hacer comentarios.