MIAMI - Un auto con dos personas cayó la noche del lunes en un canal de Miami Springs, luego que la conductora confundiera el freno con el acelerador, mientras estacionaba su vehículo.

Rivera cuenta que al caer al agua, las puertas del vehículo se bloquearon, y que su hijo se acordó que una de las ventanillas de la parte trasera del carro sólo podía abrirse con las manos. Entonces su hijo logró salir y pedir ayuda.

“Para mí es un milagro, honestamente”, dice María Rivera luego de salir del canal, quien se encontraba acompañada de su hijo al momento del incidente. “Cuando me di cuenta el carro estaba encima del agua”.

Varias personas llegaron al lugar del incidente cuando escucharon al hijo de Rivera pedir ayuda. Entre todos la ayudaron a salir del canal.

Un buzo y una grúa maniobraron por alrededor de dos horas para extraer el vehículo, un SUV negro.

Según estadísticas, cada año en Estados Unidos alrededor de 10 mil personas caen en sus vehículos en un canal, muchas logran ser rescatadas a tiempo, pero aproximadamente 300 personas mueren.