MIAMI - Un sospechoso de robo en Sarasota sabía que iría a la cárcel cuando la policía lo arrestó.

Pero aparentemente, entre sus planes el individuo no tenía la intención de entregarse mansamente. En el momento de ser esposado por un agente, el sujeto lo atacó propinándole un fuerte cabezazo justo frente a las cámaras de televisión.

Sin embargo, la violenta acción se tornó mucho más en su contra, pues los policías decidieron amarrarlo. El hombre está acusado de robar un banco y también una farmacia.