QUITO - El número de muertos por dengue en lo que va del año en Ecuador aumentó a 17, mientras que la cifra de contagios ascendió a 8,399, informó este lunes el Ministerio de Salud.

Hasta la semana pasada el número de víctimas por esta enfermedad en Ecuador era de 13, pero esa cifra subió al registrarse en los últimos días dos decesos en la provincia de Manabí, otro en la de Guayas y una en El Oro, todas en la zona costera.

Del total de contagio, unos 140 casos corresponden a "dengue grave", variedad que puede causar la muerte si no se atiende de forma oportuna y eficaz, precisa el último informe del Ministerio, difundido el lunes.

La provincia de Manabí aparece como la más afectada por la enfermedad tropical, al registrar ocho personas muertas y 2,205 contagiadas, 43 de ellas con la variedad grave.

En Guayas, cuya capital es Guayaquil, la ciudad más poblada del país, se han reportado cinco fallecimientos y 2,151 contagiados, 58 de ellos con "dengue grave".

También se han registrado decesos en las provincias de Santa Elena (1), el Oro (1) y Santo Domingo de los Tsáchilas (1).

El año pasado, en el mismo periodo, se registraron 2,213 casos de dengue y apenas dos fallecimientos, según señala la estadística del Ministerio.

El dengue es una enfermedad tropical que se produce por la picadura del mosquito "aedes aegypti", que prolifera en las aguas estancadas que producen las lluvias, las mismas que han sido copiosas en los últimos cinco meses en la zona costera de Ecuador.

Se prevé que la temporada de lluvias remita en junio para dar paso a la época seca, también conocida como el verano ecuatorial, que se extiende hasta septiembre.

Según el Ministerio, el 70 % del territorio ecuatoriano tiene condiciones ambientales propicias para la aparición del dengue, cuyos síntomas son fiebre, dolor de cabeza, náuseas y erupciones en la piel.