Los sacerdotes de la santería cubana o "babalawos" pronosticaron este jueves que el 2014 será un año marcado por los conflictos, la pérdida de líderes y las penetraciones del mar, ante lo cual se recomienda el diálogo y la conciliación para evitar los problemas.
 
Al dar a conocer en La Habana las predicciones del "oráculo de Ifá", la Comisión Organizadora de la llamada "Letra del Año" advirtió que en el plano social habrá conflictos interpersonales y entre naciones que pueden desembocar en "conflictos bélicos".
 
Las luchas generacionales, los "serios trastornos" de la armonía familiar, la pérdida "de líderes religiosos, políticos y mayores en sentido general", serán otras marcas del año, regido por el signo de "Baba Eyiobe".
 
Se trata de un signo que ya salió anteriormente en 1959, 1989, 1995, 1998, 2004 y 2011, y que se puede interpretar como una llamado a la diplomacia, la unidad y la organización.
 
Su recurrencia en las predicciones de "Ifá" evidencia que los hombres no organizan las cosas "de manera adecuada" ni prevalece la armonía entre "cuerpo y cabeza", según consideró hoy el sacerdote Lázaro Cuesta, uno de los miembros de la Comisión que organiza la ceremonia de la "Letra" desde hace casi 30 años.
 
En materia de salud, pueden prevalecer las enfermedades respiratorias, cardiovasculares, del sistema óseo y posibles epidemias.
Otras predicciones para los próximos 12 meses apuntan a los desequilibrios ecológicos, las penetraciones del mar y la apertura de convenios e intercambios entre países usando la vía marítima.
Y es que precisamente la deidad regente será Olokun, un poderoso "orisha" relacionado con las profundidades del mar, que estará acompañado de Yemayá, la divinidad de las aguas saladas y asociada a la maternidad.
 
"El pensamiento sabio es la fuerza que mueve la tierra", "todo lo tengo y todo me falta", "dos amigos inseparables se separan", "divide y vencerás" y "el error mayor es no aprender de los errores cometidos", son algunos de los refranes relacionados con el signo del año.
 
Como recomendación, los sacerdotes de "Ifá" insisten en que esta predicción pide diálogo y respeto al criterio ajeno y la diversidad; una mejor organización social, política y económica; brindar atención al adulto mayor y a la formación ética de los hijos; y no navegar en embarcaciones inadecuadas, entre otras.
 
Cuesta subrayó que mientras se ejerza la fuerza a través del poder no habrá solución, y apuntó que es la hora de que jóvenes y viejos hagan "borrón y cuenta nueva" juntos para trazar un nuevo futuro.
 
La Comisión Organizadora de la Letra del Año se reúne en La Habana cada 31 de diciembre desde 1986, en una ceremonia en la que los sacerdotes de "Ifá" buscan definir las directrices que regirán el ciclo entrante para guiar y aconsejar a la población.
 

Desde hace una década, también se divulga otra "Letra" con las predicciones de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.