MIAMI - El reguetonero cubano Leandro Medina, conocido como “Insurrecto”, tenía programado un concierto en Miami, y aunque obtuvo su visa no pudo viajar a Estados Unidos por la negativa del gobierno cubano, lo que ha provocado cierto malestar entre los productores del artista.

Los productores de “Insurrecto” afirman que se vendieron miles de boletos para el concierto, que estaba programado para el 22 de diciembre de 2012.

Asimismo, aseguran que no hay razón legal por la cual el Instituto Cubano de Música (ICM) le haya negado la salida al artista.

Orlando Vistel, presidente del ICM, está detrás de un movimiento para prohibir el reguetón en Cuba.

La compañía productora de ‘Insurrecto”, al igual que el mismo cantante, piensan que el reguetonero está en una lista prohibida, ya que varios correos y peticiones fueron dirigidos al ministro de cultura, pero todo fue en vano.

El ICM anunció medidas para prohibir el reguetón en lugares públicos de la isla.