LA HABANA - El español Ángel Carromero, que conducía el vehículo donde viajaba el fallecido opositor Oswaldo Payá, afirma que se trató de un accidente de tráfico y que no fueron embestidos por otro vehículo, según dice en un vídeo que fue mostrado este lunes a la prensa extranjera en La Habana.

"A nosotros no nos dio ningún vehículo por la parte trasera, simplemente yo iba conduciendo me percaté de un bache y tomé las precauciones de cualquier automovilista que es accionar el freno levemente. El coche perdió el control, no recuerdo señales", dice en esa grabación Carromero, que se encuentra retenido en La Habana.

El español, dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular (PP) de Madrid, relata que no puede precisar de manera exacta a qué velocidad iba en el momento del accidente porque no miró el cuentakilómetros y que la última vez que lo había hecho iba a 80 kilómetros por hora.

"Frené porque vi el cambio, el bache y la arena, y entonces accioné el freno, perdí el control del coche porque habíamos entrado en una zona con grava y perdí la estabilidad y la dirección ya no funcionaba y no pude mantener el coche y ya no recuerdo más", señala en esas imágenes.

"En cuanto a las noticias que me han dejado leer, le pido a la comunidad internacional que por favor se centre en sacarme de aquí y no en utilizar un accidente de tránsito, que podría haberle pasado a cualquier otra persona, con fines políticos", añade.

El vídeo mostrado hoy a la prensa internacional acreditada en Cuba contiene también declaraciones del joven sueco Aron Modig, que resultó herido en el accidente y que compareció en ese mismo acto ante los periodistas.

"Yo tengo algunos vagos recuerdos del accidente porque yo había estado durmiendo durante parte del viaje, del recorrido, o sea, había estado durmiendo antes del accidente y también me sentía un poco chocado por el propio accidente", dice Modig en el vídeo.

Su primer recuerdo del suceso es que "se había perdido el control sobre el auto y el auto ya fuera de la vía avanzaba contra un árbol, y a partir de ese momento todo se quedó en blanco", dice el joven sueco. Lo siguiente que recuerda es que estaba en una ambulancia y el momento de llegar al hospital.

Ya en su comparecencia ante los periodistas afirmó no tener recuerdo de otro auto involucrado en el siniestro.

Carromero y Modig viajaban con Oswaldo Payá y Harold Cepero en un vehículo de alquiler que conducía el español y que se accidentó el pasado 22 de julio cerca de la localidad oriental de Bayamo, a más de 750 kilómetros de La Habana.

Murieron Payá y Cepero y los dos jóvenes extranjeros resultaron heridos leves.

El coche se accidentó cuando circulaba por tramo de carretera en obras y chocó contra un árbol.
Según el Ministerio de Interior cubano, el exceso de velocidad y otros errores del conductor fueron las causas del siniestro.